martes, 3 de mayo de 2011

SABANAS DE AUSENCIA - Ricardo Bórnez

Y se llenaron las sabanas de ausencia,
dejaron de llegar las miradas  rebotadas en las paredes;
todo vacío
sin labios donde reflejar los ojos.

Volvió la intoxicación del pulmón descuartizado
de deseos perdidos en la arena de una playa nunca visitada,
de unos corales nunca acariciados
en el despuntar del alba.

Volvió ese silencio maldito de pantalla,
de flashback  huyendo de la cárcel de asfalto
donde el alma buscaba
el crepitar de una luna de lobo.

Todo se quedó en el recuerdo árido
de una noche sin noche,
de unos ojos que miraban al mar
sin encontrar nada.

No hay comentarios: