jueves, 4 de febrero de 2016

Llanto en Rio Tinto (Huelva 1888)

Como fluía la tierra y la sangre
por las calles de Huelva.
¡Mirar como fluía la tierra y la sangre!
Por toda la Andalucía minera.

Como fluía como en un torrente salvaje.
Como fluía¡ay! por los pechos y costillares.
Como fluía tiñendo de rojo. Rojo sangre el paisaje.

Veinte truenos resonaron en medio de la plaza.
Como veinte rugidos, de veintes bestias de escarcha.
Bestias con la garganta rota,de tanto gritar al alba.
Veinte truenos. Que cortaron como navajas oxidadas.

Por todas partes gemían los fusiles
como aullidos de un perro de lumbre y plata.
¡Ay! como tronaban los gatillos,
por los rincones de las calles encaladas.

Por tus calles la muerte como un relámpago pasa.
Por tus calles resuena repicar de campanas.
Por tus calles Río Tinto.Por tus calles
Por tus calles el silencio se clava en el alma,
Como un puñal en el pecho,como una espina en la garganta.

Y toda Huelva fue un solo grito.
Toda Huelva fue un solo llanto.
Toda Huelva fue gimiendo entre sus montes
con sollozos entre cortados.